Video Categories

Photo Categories

Esta historia que les envío sucedió hace unos meses en Arizona, Estados Unidos. Les ruego no evalúen mi capacidad como escritor, que no lo soy, y disfruten de tan excitante fantasía que realicé con mi mujer.

No hace largo tiempo le propuse a mi esposa, Marcia, hacer un acto exhibicionista en el club local de Strips. Puesto que Marcia es también mi esclava, ella escuchó atenta mientras le presenté los planes de su acto. La noche en que fuimos allá, una semana más tarde, había cerca de 20 individuos enardecidos en el salón. Marcia era la tercera en hacer su acto. Antes que ella, cinca jóvenes hicieron lo suyo. Y el ambiente estaba caldeado.

Cuando le tocó el turno a mi esposa, caminó sobre la pasarela vestida en un vestido de noche rojo largo hasta el piso y con un tajo, la tela relampagueó bajo la luz de fondo. Tenía puestos unos guantes y zapatos blancos de alto tacón. Bailó al borde del escenario, su pelo rubio y largo se movía de atrás hacia adelante y de adelante hacia atrás, derramándose sobre los hombros y sobre sus pechos encantadores. Se sacó lentamente los guantes y comenzó a desabrochar su vestido seductoramente, el cual cayó al piso alrededor de sus pies.

La audiencia rugió de aprobación cuando ella comenzó a deslizarse alrededor del escenario desnuda sobre los tacones, su piel blanca, sus largos cabellos rubios, sus rosados pezones, y su maravillosa chocha depilada. aumentaron los gritos de aprobación. Ni qué decir cuando se volvió y mostró los redondos cachetes de su culo alzado.

Al comenzar la segunda canción, Marcia se arrodilló al borde del escenario y sujetó a un hombre por las sienes para jalarle la cara contra sus duros pechos. Ella lo dejó aspirar, morder, y lamer sus tetas lujuriosas por un rato mientras que empezaba a frotar su clitoris sedoso y húmedo.

Ella entonces se movió de un individuo al siguiente hasta que ocho o diez en la fila del frente le mostraron sus “mercancías” con sus lenguas y bocas, y dejaban billetes verdes a sus pies.

Para el tercer tema musical, Marcia se puso en cuatro patas frente a la audiencia. Levantó bien su cola y la abrió con una mano frente a la cara de otro cliente de la fila delantera. Él besaba la cola de mi esposa con la expectativa de subir y montársela, y la audiencia se enardecía con su hermosa culo bailando y moviéndose frente a la boca lujuriosa de un espectador. Cuando él se había aproximado suficientementea ella, Marcia le ofreció su concha enla boca al sujeto. Él comenzó con impaciencia a lamer y a aspirar su chocha mientras que ella le pidió a dos individuos que se situaran a sus costados para chuparle las tetas. La muchedumbre gozaba salvajemente y algunos exhibían sus miembors masturbándose, cuando ella gimió y se retorció el triple de lo que lo había hecho hasta ese momento.

Debo admitir que yo era uno de ellos y comenzaba a desear estar en la fila delantera, pero el grupo se había vuelto compacto y no me dejaba llegar hasta allí.

“Más, más, queremos más, traigan el culo de Marcia.”

Luego el dueño del local vino y gitó:

“Subid la música y trabad las puertas.”

Cuando las puertas fueron trabadas y la música subió de nivel, Marcia siguió bailando pero ya debajo del escenario. Comenzó a sentarse en regazo de cada espectador y a frotar ligeramente los miembors de los individuos que estaban a sulado.

Cambiaron su noche de aficionados en noche de la audiencia participante. Las muchachas que bailaron antes que Marcia se montaron en cinco individuos durante la media hora siguiente. Vi a un individuo venir por lo menos tres veces, y tomar a una de las muchachas por la cola mientras ella se montaba a otro sentada de frente a él.

Yo por mi parte follé con por lo menos tres de las muchachas. La mejor de todas era una muchacha mexicana llamada Nuve, de grandes tetas y buena estatura, vestida de colegiala con su culito al aire.

Me agaché para chupar sus tetas encantadoras frente a mi pecho, y ella se sacudió al ritmo de nuestro coito. Por detrás alguien echaba litros de semen sobre su cola y espalda.

A mi costado Marcia decía: “no… no… este tipo está metiéndomela…” y él no dejaba de golpearla con sus movimientos de pelvis. Eso hizo que yo acabara en el interior de Nuve.

Tras esto, le puse un dedo en la cola a Nuve, que empezó a gemir y quejarse, voluptuosamente diciendo: ” no, la cola no… por favor”. Y la dí vuelta para tomarla por completo. En ese mismo instante, Marcia también era tomada por atrás por el dueño del Local y el rostro de ella se volvía rojo de golpe, acompañado de gemidos y los fuertes movimientos de ambos hombres que la penetraban acompasadamente al ritmo de la música de rock.

Por su parte Nuve ya llevaba incontables orgasmos en el momento en que inundé su culo. Al rato, toda la multitud había echado lo suyo en, dentro y fuera de las mujeres, y algunos comenzaban a retirarse a sus mesas a seguir bebiendo, otros se marchaban. En un último acto, Marcia acostada sobre una mesa hacía deleites con el dueño del Local que se la montaba, y acababan a los gritos frente a todos nosotros.

La orgía había comenzado a las 23 y eran las 2 de la madrugada. Al final, cuando todos se habían ido, Marcia y yo le preguntamos a Nuve que ahora estaba compañada de su novio, sino deseaban venir con nosotros a nuestro condominio para seguir la fiesta. Aceptaron fácilmente.

A las 4 y media de la madrugada llegamos al apartamento y una hora después ellas nos habían ordeñado completamente. Nunca había visto a Marcia así, caliente con Nuve, muy vivas y encariñadas las dos, mientras Miguel, el novio de ella, y yo, estábamos duros con la escena que teníamos por delante.

Fue maravillosa la noche en que cumplí mi fantasía de entregar a mi esposa con otros tipos. Mucho más ahora, en que Marcia y Nuve son amantes regulares y lo hacen seguido frente a Miguel y a mí. Luego de lo cual las penetramos intercambiándolas.

De ahora en más, Miguel y yo estamos planificando nuestro siguiente acto exhibicionista. Marcya y Nuve no pueden esperar, están más ansiosas que nunca.

ESPOSA Y EXHIBICIONISTA

241 Views

26 Mayo, 2016

Fotos Relacionadas

    Adult Wordpress Themes